logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Crear cuenta
Recordar contraseña
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
8 estrellas 8.2
Puntuación usuarios
10 estrellas 9.8
141 votos 
 Votar 

Vivir (1952)

Título original: Ikiru (Japón)

Género: Películas > Drama

Director: Akira Kurosawa.

Duración: 143 minutos.

 

Resumen:

El señor Watenabe es un funcionario gris que no es consciente de que su existencia es rutinaria y vacía, hasta el momento en que presiente que está sentenciado a muerte por un cáncer.

Con la certeza de la proximidad del fin de sus días, emerge en él la necesidad de buscar un sentido a su vida, por lo que esta adquiere un nuevo valor y se produce un cambio radical en la actitud que, hasta ahora, había mantenido respecto de su trabajo y las personas que le rodean.

Actores:

Takashi Shimura, Shinichi Himori, Haruo Tanaka, Minoru Chiaki, Miki Odagiri, Bokuzen Hidari, Minosuke Yamada, Kamatari Fujiwara, Makoto Kobori, Nobuo Kaneko, Nobuo Nakamura, Atsushi Watanabe, Isao Kimura, Masao Shimizu, Yûnosuke Itô.

Clasificación por edad:

Película apta para todos los públicos sin embargo ciertos padres podrían considerar que algún contenido es inapropiado para sus hijos más jóvenes así que deberían tomar ellos la decisión.

PG
Imágenes de la película (3 imágenes)
imagen imagen imagen
Comentarios (2)
nick_ossio
nick_ossio
Buenas.

Otra PEAZO película de Akira Kurosawa.
Como es recurrente en mi, advertir que es una película japonesa, hay que estar en cierta sintonia, para sacarla todo el jugo.
Como el resumen esta arriba, no os lo voy a contar yo otravez. Solo deciros que la historia esta muy bien contada. Sobretodo cuenta los ultimos meses de el señor Watanabe. El principio desde que se entera que va a morir, hasta donde se determina por hacer algo en la vida, en primera persona y posteriormente,l le redescubrimos a base de lo que cuentan sus conocidos en flash backs.
Pese a ser claramente de presupuesto ajustado, se podría decir (a riesgo de que me llaméis "pedazo de gay"), que los detalles en los encuadres y la fotografía tienen un realismo poético, como un haiku. Simplemente con las primeras escenas, ver esa oficina, llena de legajos polvorientos, ya es un mensaje muy claro de lo que opinaba el director de la burocracia... yo después de enfrentarme a la burocracia de un par de ayuntamientos, considero que esta película podría ser ahora igual de actual.

Salu2
 +8