logo
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Crear cuenta
Recordar contraseña
Publicidad
Publicidad
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 6.9
Puntuación usuarios
6 estrellas 6.2
31 votos 
 Votar 

La edad de la ignorancia (2007)

Título original: L'Âge des ténèbres (Canadá)

Género: Películas > Comedia

Director: Denys Arcand.

Duración: 104 minutos.

 

Resumen:

En sus sueños, Jean-Marc es un caballero con una brillante armadura, una estrella del escenario y de la pantalla, y un novelista de éxito que tiene a las mujeres rendidas a sus pies.

En la realidad, es un don nadie, un chupatintas, un marido insignificante, un padre fracasado que fuma a escondidas. Pero Jean-Marc consigue resistir sin caer en la tentación de su mundo de sueños y decide darse otra oportunidad en el mundo real.

"La edad de la ignorancia" (última parte de la trilogía de Arcand iniciada hace más de quince años con "El declive del imperio americano" y que le reportó un Oscar por "Las invasiones bárbaras") es una sátira sobre el mundo moderno, una reflexión acerca de la moral de nuestra época contada a través de una comedia disparatada.

Seleccionada Oscar: Mejor película extranjera
Festival de Cannes 2007: Selección oficial

Actores:

Marc Labrèche, Diane Kruger, Sylvie Léonard, Caroline Néron, Rufus Wainwright, Macha Grenon, Emma de Caunes, Didier Lucien, Rosalie Julien, Jean-René Ouellet, André Robitaille, Hugo Giroux, Christian Bégin, Pierre Curzi, Gilles Pelletier.

Clasificación por edad:

Aunque en general no debería haber problema, se recomienda que los padres de niños menores de 13 años decidan si esta película es apta para sus hijos.

PG-13
Comentarios (2)
DREAMFINDER
DREAMFINDER
A diferencia de sus otros dos filmes, que sacuden de forma corrosiva todos los esquemas establecidos, esta película es más tranquila, en apariencia.
Pero sólo en apariencia, porque cuando terminas de verla, una vez que "decanta", te das cuenta de lo profunda que es en realidad.
El protagonista es un hombre como cualquier otro, bastante gris, más bien, anodino, podría confundirse con cualquiera que se cruce con él por la calle.
Y, sin embargo, a través de su historia, Arcand no deja títere con cabeza a la hora de analizar la sociedad en la que vivimos, la repasa con peine fino y la rocía con bastante vitriolo. Pero con mano maestra.
Una de las cosas que más he apreciado es la exageración de los personajes que pueblan la historia de Jean-Marc (el de la condesa Beatriz es sencillamente impagable para retratar una manera de ver la vida de un modo idealista para escapar a toda costa de la realidad).
Encuentro que es una mezcla maestra entre realidad y fantasía: las propias fantasías de J.M., idénticas a las de cualquier hijo de vecino, pero que lo sostienen ante el peso de su carga de responsabilidades pesadísimas e insostenibles, confrontadas con la descripción de casos reales que bien pueden ser verídicos (el tío que pierde las piernas en un accidente y debe encima pagarle a la Municipalidad por el daño a las farolas) pero que son agobiantes al máximo.
En fin, se trata de la historia que puede vivir alguien como no importa quién, prisionero de una sociedad fagocitadora que da sólo pequeñas compensaciones como recompensa y una profunda decepción existencial a cambio, si se siguen las reglas del juego ("había que relajarse, e hice yoga", "había que casarse, y me casé", grita la esposa despechada).
Es como si todos vieran la vida con cristales distorsionados, sin saber lo que buscan en realidad, pero contentándose con las apariencias.
Hasta que llega la catarsis, claro, como tenía que ser.
Me gustó mucho, la verdad. Pero me gustó más después de haberla visto. Para mí se merece un ocho.
 +2
Otros títulos dirigidos por Denys Arcand