logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Crear cuenta
Recordar contraseña
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
9 estrellas 8.6
Puntuación usuarios
8 estrellas 7.5
16 votos 
 Votar 

The Untold History of the United States (2012)

Título original: The Untold History of the United States (EE.UU.)

Género: Documentales > Historia

Director: Oliver Stone.

Duración: 58 minutos.

 

Resumen:

The Untold Story of the USA, una serie documental creada, dirigida y narrada por Oliver Stone (Pelotón, Expreso de medianoche). Junto a un equipo de historiadores, Stone, que invirtió cuatro años de investigación antes de estrenar la serie, en 2012, se propuso construir una “historia no oficial” de Estados Unidos. “Las razones de la guerra fría con la Unión Soviética, la decisión del presidente Harry Truman de lanzar bombas atómicas en Japón y los cambios en el rol planetario de Estados Unidos desde la caída del comunismo” están entre los temas que Stone buscaba abordar en la serie, según anunció entonces. Entras cosas, The Untold Story of the USA se destaca por el uso de documentos poco conocidos y por la exhibición de material de archivo exclusivo.

La historia no contada de Estados Unidos, con Stone de director, narrador y guionista (junto a Peter Kuznick), es un documental que, sin dar tregua al aburrimiento, destila buen cine, sin apenas cabezas parlantes, construido con un habilidoso montaje de impactantes imágenes de archivo y una acertada selección de fragmentos de películas de Hollywood. No es un panfleto, aunque no oculta su clara carga ideológica, a contracorriente de la atmósfera que se respira en el país. Se entiende que haya levantado las iras de los sectores más conservadores, rabiosos porque se carguen las culpas de la Guerra Fría y de la catastrófica carrera de armamentos en las espaldas de sucesivos presidentes empeñados en debilitar a toda costa a la Unión Soviética, desaprovechar las oportunidades de paz y servir los intereses del todopoderoso complejo militar-industrial.

Stone peca quizá de ingenuo cuando sugiere que las cosas pudieron haber sido diferentes si el exvicepresidente izquierdista Henry Wallace, y no Harry Truman, hubiera sustituido en 1945 al fallecido Franklin D. Roosevelt. Wallace, acusado de comunista y agente del KGB por reconocer el papel vital de la URSS en la derrota del nazismo, defensor de un seguro sanitario público, opuesto radicalmente a la segregación racial, que incluso en campaña se negaba a hablar en locales en los que separase a negros y blancos, fue derrotado estrepitosamente tres años más tarde cuando se presentó a la Casa Blanca como candidato del Partido Progresista. Tal vez si hubiese ganado, opina Stone, la posguerra habría sido otra, sin carrera nuclear, crisis de los misiles de Cuba, Vietnam, Corea, Chile, Guatemala, Muro de Berlín, Granada, Panamá, 11-S, Afganistán, Irak…

El cineasta no es un cínico, sino un idealista que se atreve a soñar en utopías. Y su manera de hacerlo es mostrar, con hechos difícilmente rebatibles, los pies manchados de sangre y explotación de políticos, militares y grandes conglomerados industriales de su país.

La historia no contada de Estados Unidos es, también, la constatación de un fracaso. Imagen a imagen, palabra por palabra, muestra la atormentada historia del planeta desde la II Guerra Mundial y la decisiva participación norteamericana en ella, la muerte brutal de millones de personas en injustas guerras imperialistas, la impotencia de las protestas masivas, el lacerante aumento de la desigualdad incluso en la cuna del imperio, la incapacidad y falta de decisión para aprender de los errores del pasado, la frustración que siempre ha seguido a los escasos momentos de esperanza, como el último: la llegada de Obama a la Casa Blanca.

Actores:

Oliver Stone, Alan Shearman, Jim Ward, André Sogliuzzo.

Comentarios (3)
jaromkimer
jaromkimer
Imprescindible documento en el que un director de cine norteamericano se atreve a tomar partido en el desarrollo de ciertos acontecimientos políticos de su país. EEUU no se caracteriza demasiado por su sentido de la autocrítica, y aunque la de Stone sea ligerita y comedida, la verdad es que se agradece.

Revisionismo histórico al más puro estilo de finales del XX y principios del XXI, que en plena era (Super)Trump seguro que tiene mucha tirada. Se podría ser más duro en la crítica al comportamiento sádico y paranoico de los EEUU del siglo XX y XXI, pero seguramente sería difícil hacer una interpretación histórica tan cinematográfica y espectacular como la que ha conseguido Oliver Stone. Para mi, un 9 por un excelente trabajo.