logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Recordar contraseña
Título aleatorio
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 7.3
Puntuación usuarios
8 estrellas 7.8
8 votos 
 Votar 

El hombre de las mil caras (1957)

Título original: Man of a Thousand Faces (EE.UU.)

Género: Películas > Biografía / Drama

Director: Joseph Pevney.

Duración: 122 minutos.

 

Resumen:

Narra la vida de Lon Chaney, un famoso actor del cine mudo llamado 'el hombre de las mil caras' por su asombrosa capacidad para encarnar todo tipo de personajes. (filmaffinity)

Comentario
El hombre de las mil caras no es ciertamente una película biográfica muy innovadora o incluso realista. Con un director como Pevney detrás de la cámara y una producción hiper diseñada, no podíamos esperar más. Pero la calidad de la parte técnica, la actuación de Cagney y este deseo de mostrar los primeros pasos de los estudios de Hollywood son suficientes para pasar un buen rato frente a su pantalla. (François-Olivier Lefèvre (dvdclassik).

Actores:

James Cagney, Dorothy Malone, Jane Greer, Marjorie Rambeau.

Comentarios (1)
spockirktos
spockirktos
El inicio de esta mirada sobre la vida de el gran Lon Chaney comienza, como cualquier buen "reboot" que se precie, con imágenes de niño, niño que se pelea con los demás porque sus padres son sordomudos y se burlan de ellos.
Al poco le vemos vestido de payaso, ya interpretado por Cagney, a punto de actuar, con su mujer, Cleva (Dorothy Malone), la cual ya da trazas de arisca. Ésta le dice que van a ser padres y que quisiera conocer a su familia. Ante un poco de reparo por parte de Chaney, al final marchan allá para descubrir Cleva que sus padres son sordomudos y Lon no se lo había dicho.
El drama que monta la tal Cleva ante ello es mil veces superior que si hubiera descubierto que matan niños y los cocinan en el horno o que votan a Podemos o una cosa de esas tan malignas... Impresionante. Me quedé con la boca abierta. A los 20 minutos ya no podía más y la hubiera quitado de buena gana. Pero me pudo la profesionalidad y continué en el empeño.
El dramón de que el hijo pudiera nacer mudo, de nuevo es superior que si la hubiera poseído un íncubo y llevara en su interior al mismísimo Satanás. Y luego no es mudo (bueno, no es "spoiler", el hijo fue el más famoso hombre lobo), pero Cleva se queja ahora de que Chaney apenas le habla. Y así, con problemas conyugales que intentan ser "bigger tan life", pero que no tienen más interés que cualquier trifulca entre cualquier matrimonio, llegamos a la hora de metraje y ¡por fin! Chaney llega a Hollywood. Porque toda esa hora primera han sido discusiones y Cagney vestido de payaso bailando y bailando (el actor era muy buen bailarín y aquí se explaya todo lo que le apetece)
Bien, una vez en la Meca del cine, ya empieza a mostrar su interés por trabajar, su genio para maquillarse y adaptarse a cualquier clase de papel. Pero entre medias, de nuevo, que si el hijo, que si la primera mujer vuelve... Joder. De los 117 minutos, como mucho, y creo que me paso, unos 10 nos muestran imágenes de rodajes o de Chaney caracterizado (que es lo que, por lo menos a mí me interesaba) Y ahora os voy a hacer "spoiler", aviso: ¡al final se muere! Se muere rodeado de los suyos y sonriendo le pinta al hijo, en su maletín de maquillaje el Jr. al lado de su nombre... Y se muere. Jodeeeeeeeer...
En fin. "Biopic" con todos los tópicos y males inherentes a gran parte del género, el innegable talento de Cagney o la belleza de Malone no llegan a ser suficientes alicientes para aguantar este tostón mucho más interesado en sus cuitas familiares que en sus logros como artista. Y es que, no todo el cine clásico, por ser clásico, es bueno.