logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Recordar contraseña
Título aleatorio
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 7.2
Puntuación usuarios
8 estrellas 8.3
13 votos 
 Votar 

Si yo tuviera un millón (1932)

Título original: If I Had a Million (EE.UU.)

Género: Películas > Comedia / Drama

Director: E. Lubitsch y 7 +.

Duración: 88 minutos.

 

Resumen:

Un millonario que está a punto de morir decide repartir su fortuna entre desconocidos cuyos nombres saca de la guía telefónica. Los afortunados emplean el dinero de diferentes formas: el oficinista plantará cara a su jefe, la prostituta intentará cambiar su vida...

Un filme compuesto por episodios en el que la Paramount empleó a sus mejores directores, como James Cruze, H. Bruce Humberstone, Ernst Lubitsch, Norman Z. McLeod, Lothar Mendes, Stephen Roberts, William A. Seiter y Norman Taurog, y a sus estrellas más relevantes, como Charles Laugthon, Gary Cooper, George Raft, Jack Oakie o W. C. Fields. Lubitsch dirige el episodio que narra la reacción de un oficinista al saberse repentinamente millonario, que interpreta Charles Laughton. (Filmaffinity)

Actores:

Gary Cooper, Charles Laughton, George Raft, Jack Oakie.

Comentarios (1)
Merceditas10
Merceditas10
"Primera película de episodios del cine sonoro. Fue realizada por James Cruze, H. Bruce Humberstone, Ernst Lubitsch, Norman Z. McLeod, Lothar Mendes, Stephen Roberts, William A. Seiter y Norman Taurog. Se basa en la novela "Windfall" (1931), de Robert Hardy Andrews. Se rodó en exteriores de NY, en un acuartelamiento de la Marina y en los Paramount Studios. El productor fue Louis D. Lighton. Se estrenó el 2-XII-1932 (EEUU).

La acción tiene lugar en NY en la primavera de 1932. El film consta de un prólogo, un epílogo y 8 episodios, que muestran las diferentes reacciones de personajes diversos ante la llegada inesperada de la suerte en forma de cheques de 1 M dólares. "La tienda china", escrita por Joseph L. Mankiewicz y otros, explica la reacción de un dependiente, Henry Peabody (Charles Ruggles), dominado por la esposa (Mary Boland), obsesionado por las roturas frecuentes de cristal y procelana que provoca pese a extremar la atención. "Violet Smith", adaptada por Mankiewicz, narra cómo reacciona una prostituta (Wyne Gibson), con pocos planos y una espléndida secuencia final sin palabras. "El falsificador", con guión de Oliver H.P. Garrett, expone el drama del ladrón Eddie Jackson (George Raft) que no puede convertir el cheque en efectivo. "El choque de coches", protagonizado por un matrimonio de antiguos actores de voudevil, Emily La Rue (Alison Skipworth) y Rollo (W.C. Fields), relata su reacción alocada y caprichosa. "La celda de la muerte" está protagonizada por John Wallace (Gene Raymond), condenado a muerte. "El oficinista", realizada por Lubitsch, explica la reacción flemática de un modesto oficinista, Phineas Lambert (Charles Laughton). "Los tres marinos", escrito por Mankiewicz y otros, relata el comportamiento del sargento Stefan Gallagher (Gary Cooper), que se cree víctima de una inocentada propia del día (1 de abril). "La abuela", con guión de Whitney Bolton y otros, explica la administración que hace del millón Mary Walker (May Robson), interna en una residencia de ancianos.

La cinta hilvana los episodios con la figura del millonario enfermo, John Glidden (Richard Bennett), que aparece en todos como agente de la suerte. A los agraciados ésta les sirve para remediar males, cometer locuras, aumentar la desesperación, reorientar la vida, liberar represiones contenidas, urdir venganzas o constatar el error de haberla dejado pasar. La comicidad, presente en todas las viñetas, combina humor negro, trágico, patético, sentimental, natural, entrañable y absurdo. Se critica la hipocresía, la vanidad y la codicia. Se exalta la inocencia de los niños y de los ancianos.

La música original es de John Leipold y Bernhard Kaun selecciona la añadida. El score incluye valses, melodías ligeras y tonos amables. La fotografía hace uso de recursos que se harían clásicos, como la cámara subjetiva, escenas fuera de campo, vertiginosas carreras de coches. El guión enardece la fantasía el espectador en un momento oportuno (inicio de la Depresión).

La mayor suerte no es la de los que reciben los cheques de un millón, sino la de Glidden, que encuentra algo más valioso: el afecto y la compañía que necesitaba." [Filmaffinity (Miquel)]