logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Recordar contraseña
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 7.0
Puntuación usuarios
6 estrellas 6.0
5 votos 
 Votar 

Internes Can't Take Money (1937)

Género: Películas > Crimen / Drama / Romántico

Director: Alfred Santell.

Duración: 78 minutos.

 

Resumen:

En un fantástico hospital, el joven Dr. Kildare se enamora de la pobre Janet Healy, viuda de un ladrón de bancos, que ha estado en la cárcel y no puede encontrar a su bebé. (Filmaffinity)

Actores:

Barbara Stanwyck, Joel McCrea, Lloyd Nolan, Stanley Ridges, Lee Bowman, Barry Macollum, Irving Bacon, Steve Pendleton, Pierre Watkin, Charles Lane, James Bush, Nick Lukats, Anthony Nace, Fay Holden, Frank Bruno.

Comentarios (1)
Merceditas10
Merceditas10
Dos o tres diálogos de crítica social, un par de líneas argumentales y una sala de guardia como excusa son todo lo que necesita el realizador Alfred Santell para construir un film magnético y absorbente que se reveló gran éxito de taquilla (y que más tarde daría pie a toda una franquicia con la que M-G-M forraría literalmente sus arcas).

En su momento, la crítica remarcó que Santell combinaba el suspenso de Hitchcock con el empuje propiamente norteamericano. En cualquier caso, en un primer memorable rollo se nos presenta al Dr. Kildare (Joel McCrea), de quien su superior dice: "Ahí va un posible Semmelweiss o un Pasteur en potencia. Tras diez años de estudio, Instituto, primer ciclo, Facultad de Medicina, le pagamos diez dólares al mes".

Y también a Janet Haley (Barbara Stanwyck), viuda de un atracador que acaba de salir de prisión y busca con desesperación a su hijita. Para ello no vacila en dar dinero que no tiene a algún rufián (el angular y huesudo Barry Macollum) o caer en las garras del suave pero siniestro Innes (Stanley Ridges que, con una verbalización sutil y buenos modales borda un estupendo villano), que le solicita "un grande" para guiarla con su hija.

Kildare es, como reza el título en español (Argentina), un auténtico "esclavo del honor" que, siendo recompensado con mil dólares por haber curado el brazo a un gángster (Lloyd Nolan), rechaza el dinero debido a que "los médicos no podemos aceptar dinero, va en contra de las reglas del hospital, de ser así, si cada uno ofreciera dinero, el sistema terminaría siendo discriminatorio".

Así que el factor común entre Kildare y Jane no será solamente una simpatía a primera vista sino también ese milenario importe: el doctor sabe que lo devolverá a su dueño y la mujer entiende que es su única chance de volver a ver a su hija. ¿Qué prevalecerá, las reglas o la desesperación?

El relato ofrece tres o cuatro escenarios, el bar, el cuarto de Janet, la habitación de hotel de Innes o una estación de pasajeros, pero construye personajes sólidos que respiran y sienten.
El realizador, decíamos, ayuda asignando planos detalle o primeros planos que irradian emoción, convicción y humanidad. Y hay que ver como mueve la sangre en las venas ver un expresivo primerísimo primer plano de Barbara Stanwyck con los ojos enjugados, tanto que prevalece sobre un último rollo con una resolución demasiado hollywoodense en que se pretende resolver el drama médico y la intriga gangsteril con un mismo recurso narrativo. Cosas de Hollywood. [Cinefania.com]
Otros títulos dirigidos por Alfred Santell