logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Crear cuenta
Recordar contraseña
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
8 estrellas 7.6
Puntuación usuarios
9 estrellas 9.5
11 votos 
 Votar 

Duelo silencioso (1949)

Título original: Shizukanaru kettô (Japón)

Género: Películas > Drama

Director: Akira Kurosawa.

Duración: 95 minutos.

 

Resumen:

Kyoji Fujisaki (Mifune), un joven cirujano militar, contrae la sífilis mientras cura a un herido durante la guerra. Acabada la contienda, la enfermedad será motivo de discusión entre el médico y su prometida. Finalmente, él no tendrá más remedio que enfrentarse a un grave dilema: aceptar, en su estado, las responsabilidades de la vida familiar o dedicarse en cuerpo y alma a la medicina. (filmaffinity)


Comentario
Duelo silencioso es un potente y sobrio melodrama, por encima de la media de calidad de los melodramas americanos contemporáneos. Se inicia con un claro estilo expresionista, con un uso de luz y sonido muy acertados y evoluciona hacia un estilo naturalista que refuerza la intensidad de este drama íntimo. Al inicio, sombras y rejas acorralan a los protagonistas, en concreto a Kyoji, tanto en los barracones militares como en su clínica. De la misma manera, Kurosawa recurre al uso de sonidos intensos (camiones de carga, ferrocarril) para intensificar la tensión dramática. De esta manera, el director consigue sumergirnos en el drama con una precisión excelente. La tensión conseguida en la escena inicial es modélica: a unas imágenes de lluvia estrellándose contra un suelo embarrado (sobre las que aparecen los títulos de crédito) le sigue la forma agotada del médico, tratando de descansar entre operación y operación. Al iniciarse la intervención, Kurosawa elabora un juego de luces y sombras sobre el campo quirúrgico y la sala de operaciones que se complementa con el ruído de las goteras cayendo en las palanganas y primeros planos desenfocados de las lonas combadas por el viento y la lluvia. La intensidad resultante de la escena, culminada con sobriedad, casi en anticlímax, en la escena del corte, se mantiene mediante recursos expresionistas en tanto el médico ve confirmado su temor de contagio. (miradas)

"Mifune poseía una clase de talento que no había encontrado anteriormente en el mundo del cine japonés. Consistía, sobre todo, de la velocidad con la que se expresaba así mismo; era sorprendente. El actor japonés promedio hubiera necesitado diez pies de película para lograr mostrar una impresión, un sentimiento; Mifune solo necesitaba tres. La rapidez de sus movimientos era tal que en una sola acción expresaba lo que le tomaba a los actores ordinarios tres movimientos para expresar. Él proyectaba todo hacia delante de una forma directa y con gran determinación, poseía el más agudo sentido del timing que haya visto jamás en un actor japonés. Y, además de su rapidez, poseía una sorprendentemente fina sensibilidad". (Kurosawa hablando sobre Toshiro Mifune).

Una obra maestra de las tantas que nos ha entregado Akira Kurosawa. Su cine apela a ser sincero y directo, nada de hacerlo complejo o apelar a lo difícil. Con imágenes en primeros planos, con actores sensacionales (nuevamente la dupla Mifune-Shimura) y un guión parejo arma una historia que le puede ocurrir a cualquier ser humano. Nadie en el mundo está libre de por un descuido adquirir una enfermedad terrible.

Una película que debe verse. (cineparausarelcerebro).

Actores:

Toshirô Mifune, Takashi Shimura, Miki Sanjô, Kenjiro Uemura, Chieko Nakakita, Noriko Sengoku, Jyonosuke Miyazaki, Isamu Yamaguchi, Shigeru Matsumoto, Hiroko Machida, Kan Takami, Kisao Tobita, Shigeyuki Miyajima, Tadashi Date, Etsuko Sudo.

Comentarios (2)
zoegaga
zoegaga
Las primeras escenas rodadas en el hospital de 1ª linea, donde Mifune opera metódicamente a un soldado, con la lluvia atronando fuera, el sudor corriendo por la frente del médico, las manos y los instrumentos clínicos volando en sus manos, mientras la cámara de Kurosawa contrapone la acción con planos fijos y otros cercanos, pero montado con mucho sosiego y calma, ya nos deja claro que esa dualidad de emociones contenidas es la trama principal de la peli. Me encantó ese inicio de este drama romántico, totalmente contenido en su expresión, pero desatado en su lectura interior. Un jovencísimo Toshiro Mifune se pone la bata de un médico con principios y conciencia inamovibles ante la injusticia sufrida en su trabajo. Gana mucho conforme van pasando los minutos y acabas enganchado irremediablemente. Un 7,5.
 +1