logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Crear cuenta
Recordar contraseña
Título aleatorio
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 7.1
Puntuación usuarios
9 estrellas 8.8
15 votos 
 Votar 

La tienda roja (1969)

Título original: Krasnaya palatka (Rusia - Italia)

Género: Películas > Aventura / Drama / Fantástico

Director: Mikhail Kalatozov.

Duración: 121 minutos.

 

Resumen:

Umberto Nobile (Peter Finch) fue el comandante del dirigible "Italia", que en 1928 voló hacia el Polo Norte y se estrelló, causando un reguero de víctimas mortales. Los fantasmas de los que fallecieron se le aparecen ahora para recordarle su culpabilidad y lo que debía haber hecho tanto antes como después del accidente, durante las labores de rescate de la tripulación. (filmaffinity)


Comentario
Un rodaje complejo y espectacular. A destacar su buen reparto, con Peter Finch, Sean Connery y Claudia Cardinale al frente; así como la magnífica banda sonora de Ennio Morricone, capaz de expresar con sus sonidos las extremas condiciones climatológicas que vemos en pantalla. (decine21)

De vez en cuando nos gusta rescatar algún título que, sin ser precisamente imprescindible, fundamental o, en conjunto, especialmente estimable, resulta curioso e interesante por razones a menudo extracinematográficas, y que no supera la línea del friquismo, de la incompetencia o de la extravagancia que lo enviaría directamente a La tienda de los horrores. Es el caso de esta extraña y exótica La tienda roja (Krasnaya palatka), coproducción italo-soviética dirigida en 1969 por Mikhail Kalotozov que, sin embargo, fue nominada a la mejor película de habla no inglesa en la edición de los Globos de Oro de 1972.

La película de Kalotozov se construye en dos momentos temporales distintos. En el primero, un Umberto Nobile (Peter Finch) ya anciano, sufre terribles pesadillas a causa de los remordimientos del pasado. Una noche de insufrible y atormentado insomnio, todos los fantasmas de ese pasado son convocados a un juicio sumario que convierten su lujoso piso de Roma, con vista directa sobre el Coliseo, en la sala de un tribunal en el que los espíritus de los vivos y de los muertos han de juzgar de una vez por todas su comportamiento, para que purgue sus pecados o bien para, con su indulgencia, permitirle seguir viviendo y durmiendo. Así, los distintos espectros de sus antiguos camaradas de expedición se aparecen ante él, rejuvenecido y ataviado con la guerrera de general de los ejércitos italianos,con sus uniformes de la Italia fascista (Massimo Girotti, Luigi Vannucchi, Mario Adorf, Yuri Solomin, Boris Khmelnitsky), y vienen además acompañados de otros afectados por aquellos hechos, los ectoplasmas de Finn Malmgrem (Eduard Martsevich), un explorador sueco que acompañó al grupo, y de Valeria (Claudia Cardinale), una enfermera que estaba enamorada de él, además del fantasma que asume el papel de fiscal, el aviador sueco Lundborg (Hardy Krüger), que encontró a los supervivientes, y el testigo estrella, nada menos que el famoso explorador noruego Roald Amundsen (Sean Connery), cualificado o tanto más para valorar los pensamientos humanos entre los hielos que la propia pericia técnica de los expedicionarios. El segundo pilar de la trama viene constituido por el relato lineal de la puesta en marcha de la expedición, de su fracaso, y de los distintos intentos de rescate de los supervivientes (no quince como relata Reverte, sino muchos menos), tanto por parte de los aviones suecos, alemanes, italianos y noruegos que participaron en el rastreo, como por parte del buque rompehielos ruso Krassin, que partió en su busca después de que un radioaficionado captara una llamada de radio desesperada de los accidentados.

La película ofrece algunos puntos de interés. La curiosa caracterización de Sean Connery como Amundsen, la cuidada ambientación (tanto de interiores como en relación con los aviones y barcos empleados), todo lo relativo a las técnicas de navegación en dirigible (las secuencias en el interior de la cabina, la medición de la altura, las particularidades de navegar en un globo…), así como impresionantes y bellísimas imágenes de los parajes árticos, tanto del lugar en el que malviven los supervivientes (con acoso por parte de un oso polar incluido) como del buque ruso atrapado entre los hielos. Y, además, una secuencia realmente espectacular, que no es otra que la del accidente. A destacar la banda sonora de Ennio Morricone, interesante como casi todas las suyas.

Una película ni mucho menos redonda, con un interés inseparable del conocimiento de los hechos auténticos sucedidos, con altibajos dramáticos y visuales, pero cuyo visionado, aunque sea único, vale la pena. (39 escalones)

Actores:

Sean Connery, Claudia Cardinale, Hardy Krüger, Peter Finch, Massimo Girotti, Luigi Vannucchi, Mario Adorf, Eduard Martsevich, Grigori Gaj, Nikita Mikhalkov, Nikolai Ivanov, Boris Khmelnitskiy, Yuriy Solomin, Yuri Vizbor, Donatas Banionis.

Comentarios (3)
all314
all314
ostias...la verdad es ke despues de ver el pedazo de comentario prefiero chuparme los 153min de pelicula la verdad ke no 153min en leerlo
 +2
Otros títulos dirigidos por Mikhail Kalatozov