logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Recordar contraseña
Título aleatorio
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
8 estrellas 7.6
Puntuación usuarios
6 estrellas 6.5
85 votos 
 Votar 

El cartero siempre llama dos veces (1946)

Título original: The Postman Always Rings Twice (EE.UU.)

Género: Películas > Crimen / Drama / Cine negro / Misterio / Romántico / Thriller

Director: Tay Garnett.

Duración: 113 minutos.

 

Resumen:

Durante la Gran Depresión, Frank Chambers, un hombre sin rumbo, comienza a trabajar en un bar de carretera, regentado por un hombre mayor y por Cora, su joven, bella e infeliz esposa.

Si hay que matar, por nadie mejor que por Lana Turner, por la Lana Turner de "El cartero siempre llama dos veces". Obra maestra indiscutible del género, el cine negro alcanza una de sus cumbres con este absorbente ejercicio de suspense que deslumbra por su perfección. Poco más se puede decir, excepto que jamás una cámara de cine amó tanto el rostro y las curvas de una mujer, belleza fatal hecha celuloide. (Pablo Kurt: FILMAFFINITY)

Actores:

Lana Turner, John Garfield, Cecil Kellaway, Hume Cronyn, Leon Ames, Audrey Totter, Alan Reed, Jeff York.

Imágenes de la película (6 imágenes)
imagen imagen imagen imagen imagen imagen
Comentarios (2)
WEBSTER57
WEBSTER57
Espléndido ejercicio de cine negro, negrísimo... lo que debe suceder está escrito desde el mismo momento en que Frank cruza la puerta de aquél polvoriento tugurio y, en una escena legendaria, cruza su mirada con la rutilante Cora, una mujer demasiado grande para un antro tan pequeño, un personaje carismático, icónico, cuyos enigmáticos y turbios ojos analizan a Frank... y sabe...

Y Frank no sabe, pero intuye, y desea... aquélla mujer impresionante debe ser suya, a toda costa... sólo hay un pequeño inconveniente, Cora está casada con Nick, un infeliz, ése típico buenazo casado con una mujer fascinante... y su futuro queda en el aire... Cora mueve ficha, y Frank, hechizado como un pájaro frente a una serpiente también...

Durante los primeros dos tercios de la película, el ambiente, la música, la dirección... hasta la interpretación, son excepcionales, tortuosos y opresivos, y todo desarrollado en un ambiente malsano... y cuando Cora y Frank deciden pasar a la acción, todos intuímos lo que sucederá, inevitablemente, aunque desconocemos cómo... es entonces cuando el guión se le va de las manos a Garnett, algo que no sucedía en la novela original del gran James M. Cain... y lo desborda, y ésto se percibe en la pantalla, y apresura su final... y lo cierra de un modo... inesperado.

Pero qué más da... ésta es una de ésas películas cuya leyenda supera ampliamente sus valores fílmicos... ni Jack Nicholson, en su versión posterior, se acerca a un acertadísimo John Garfield ni muchísimo menos Jessica Lange posee el magnetismo animal y turbador de una INMENSA Lana Turner... sólo hay que recordar la apoteósica entrada de ésta, sensual pero aparentemente descuidada, con su pantalón corto y su turbante... demasiada mujer para aquél pobre hombre, Nick... pero también para tí, Frank, nunca pudiste darte cuenta...

Extraordinaria... y pese a su final apresurado, indispensable.
 +12