logo
¡Bienvenidos a HispaShare.com!
Una web creada por y para
amantes del cine.
Menú principal
Iniciar sesión
userNombre de usuario
lockContraseña
 Iniciar 
Recordar contraseña
Título aleatorio
Detalles del título

imdb Ver ficha en IMDb

anchor Link permanente

Puntuación IMDB
7 estrellas 6.6
Puntuación usuarios
7 estrellas 6.6
14 votos 
 Votar 

La batalla de los sexos (1959)

Título original: The Battle of the Sexes (Reino Unido)

Género: Películas > Comedia

Director: Charles Crichton.

Duración: 84 minutos.

 

Resumen:

Angela Borrows es una ambiciosa mujer que es enviada por su compañía de los EE.UU a Edimburgo para investigar oportunidades de exportación. En el tren conoce a Robert McPherson, que acaba de heredar la empresa de su difunto padre...

Actores:

Peter Sellers, Robert Morley, Constance Cummings, Jameson Clark, Ernest Thesiger, Donald Pleasence, Moultrie Kelsall, Alex Mackenzie, Roddy McMillan, Michael Goodliffe, James Gibson, Noel Howlett, Abe Barker, Gordon Phillott, William Mervyn.

Comentarios (2)
spockirktos
spockirktos
Aunque al principio y en medio de la trama se hacen algunas referencias para que el título tenga razón de ser, lo que en realidad se plantea es el rechazo a la modernización y la dificultad de salirse de la rutina tradicional, así, Sellers, un "viejo gremlin" como la mayoría del resto de empleados, contrario a esos nuevos modos, se rebelará e intentará sacar su hijoputismo de dentro, asunto que se le revelará bastante difícil de llevar a cabo.
Buen humor inglés, como no podía ser menos viniendo de Crichton, en su tercio final se sale de la sonrisa para llegar a la carcajada. Curioso Sellers con 35 años interpretando un personaje con el doble de edad y estupenda fotografía de Freddie Francis. Y recomiendo sin duda verla, como sea, en versión original subtitulada: el doblaje español de Morley le resta un 50% de su brillantez a la interpretación. Cortitos papeles para Donald Pleasance y Ernest Thesiger (el mítico Dr. Pretorius).
Pd.- No tiene mucho sentido lo que voy a decir, pero me recordaba mucho (por el blanco y negro, por los viejos empleados, no sé) a la posterior Atraco a las tres.